Productos artesanales en Colombia

Son muchas las artesanías de todo tipo que se ven por cualquier rincón de las ciudades, grandes o pequeñas, de este gran país. Desde indígenas tejiendo sus mochilas con lana, hasta los vendedores de jugos que te los sirven al instante en sus pequeños puestos.

El pasado sábado día 11 estuve en un parque de Medellín, el Parque Arví, que es visita obligada para cualquiera que venga a esta ciudad.

Con una extensión de 1700 hectáreas de caminos, bosques, senderos, así como dos lagunas y un parque de atracciones naturales, este lugar da mucho que hacer para grandes y pequeños, jóvenes y viejos.

En la entrada del parque se encontraban muchos puestecitos con frutas, empanadas, cafés… Y también pequeños puestos con artesanías tipo pulseras, cuadros decorativos…

Centrándome un poco en lo que venía a contaros, destacar de entre estas artesanías tres de tipo gastronómico, que son las que más me gustan:

  • Vino de mora
  • Brownies saludables
  • Cerveza roja artesanal y Funglus.

VINO DE MORA

vino-de-mora2

Con el nombre de Enamora este artesano de Santa Elena (Medellín) elabora un vino a partir de moras y una fermentación natural. Consigue así dos variedades:

  • vino seco
  • vino semi seco

Ambos con una graduación de 11%, me sorprendieron por su suave sabor, pese a la alta graduación y su regusto a mora tan agradable que invitaban a seguir bebiendo. Lástima que al ser tan artesano no tenga ni página web, pero sí aparece su mail en la etiqueta, el cual os facilito por si a alguien le interesa su producto:

enamora2013@gmail.com

BROWNIES SALUDABLES

brownie-sin-gluten-arviEn otro puesto de la muestra estaban los productos de Azaí Natura.

Esta marca se define así misma como elaboradores de productos bajo el concepto de alimentación consciente. Sus producciones van dirigidas a celíacos, diabéticos, veganos, deportistas o simplemente personas que deseen alimentarse de forma saludable.

Encontramos así una extensa gama de alimentos como son: arepas, brownies, nachos, chocolates, galletas, mermeladas, jugos y sopas.

Yo no pude resistir la tentación de probar el brownie de maní que me pareció contundente y sabroso.

Si queréis saber más, los podéis encontrar en twitter o instragram como : azai_natura

También en facebook como: Azaí Natura

CERVEZA ROJA ARTESANAL y FUNGLUS

son-de-barrilLa tercera de las artesanías, son dos en una. En un pequeño stand diferente al resto se cocinaban los champiñones al chimichurri o rellenos del Restaurante Funglus , los cuales probé sin dilación, junto con una cerveza artesanal roja tamibén de Santa Elena (Medellín): Son del Barril

Puedo decir que fue una elección muy acertada. Los champiñones exquisitos y la pelirroja, si bien, me pareció una cerveca roja más suave de lo que suelen estar, era de gusto delicado y muy refrescante, sin apenas el amargor del lúpulo.

Sin más, creo que aunque después de mucho, os he traído una interesante entrada con muchas cositas ricas que probar y conocer.

Espero seguir teniendo la suerte de poder mimaros con estos post.

Muchos mimos y buen provecho!!

Decepción en Vinoteca Vides…

Hoy me siento triste… muy triste.

Normalmente mis experiencias enológicas de los últimos meses están siendo una maravilla, pero la última de este sábado dejó mucho que desear.

Como en la última ocasión, hice uso de la web: Turismo del vino, donde hay muchos tipos de experiencias enológicas. En la anterior entrada os conté la de Prado Rey, donde salimos muy satisfechos y con ganas de seguir haciendo visitas y aprendiendo de vinos.

Dentro de la misma web hay otras opciones como escapadas, regalos… y una de cursos de cata. Por cambiar un poco me metí en ésta y por cercanía y aprovechar el viaje también para ver a buenas amigas de la ciudad, reservé para 4 el curso de cata:

Cata de vinos con maridaje en Madrid

El sitio Vinoteca Vides: un floreciente establecimiento creado con mucho esfuerzo y dedicación, como pude ver en sus páginas de facebook y su web personal.

Allí que fuimos y si bien la cita era a las 20:00, el dueño no tuvo problemas en atendernos media hora antes que fue cuando llegamos, cosa que nos pareció estupenda.

Para mi sorpresa, fui al baño y al volver ya estaba servido el primer vino. Mis acompañantes, me dijeron que no había preguntado y que lo sirvió sin más.  De todos modos muy educadamente el chico se molestó en describirme el vino que había servido y me dejó la botella para fotografiarla.

catachueca

El “curso” que habíamos reservado era cata de 2 vinos y maridaje con 3 platos. Los dos vinos fueron el tinto Mainetes del 2014 y uno vino blanco hecho por ellos con 3 meses de barrica.

El tinto, me pareció un vino medio intenso en nariz y boca, con tanitos medio-altos, pero redondo y que con los quesos curados y embutidos que sirvieron pues entraba muy bien.

El blanco, del que nos dijo que era el que más se vendía en la tienda y que si fuera de marca valdría la botella muchísimo más era un vino dorado, medio intenso en boca con matices de flores blancas, fácil de beber. Por contra le costó mucho tiempo perder el aroma a reducción y no hacía un maridaje totalmente adecuado, en mi opinión, con las tapas servidas. Aún teniendo barrica era suave para piezas de comida tan saladas y de sabores tan intensons. Quesos más suaves o alguna conserva de pescado algo ácida le hubiera ido mejor. De todos modos, ya digo que lo de “maridaje” lo pusieron, creo yo, porque queda bien…

Como digo, el “maridaje” consistió en ponernos tres platos: uno con varios quesos (todos curados), otro con chorizo y salchicón y un tercero con lomo de orza de elaboración propia que nos supo especiado, por demás, a almendra.

Mi decepción, como bien le comentamos al dueño antes de irnos, fue porque nosotros pensábamos que al publicitarlo dentro de una web de vino en la sección “curso”, pues alguna indicación o descripción algo más detallada nos daría de los vinos; que se haría un verdadero maridaje o que quizás alguna noción de cata real se haría. Quizás el error fueron mis expectativas.

La defensa del dueño fue que “en otra hora quizás hubiera sido mejor”. No creo que la diferencia de hora deba mermar la calidad de un servicio que publicitas, haya mucha clientela o no.

En fin, repito mi decepción de la actividad en sí. El lugar muy bonito, el servició quizás demasiado rápido y algo despreocupado (mosquitos en la copa, lentitud al reponer el pan), pero para ir a tomar algo no está mal.

Espero sinceramente que les vaya genial y que así tengan posibilidad de ampliar plantilla para poder hacer todo los serivicios y actividades que ofertan de una manera totalmente satisfactoria.

Sin más, hasta la próxima experiencia que espero sea de lejos, mejor a esta.

Muchos mimos!

catachueca2